Equipo2_BlackWhite.png

Sobre Nosotras

Monica Moussali no es solo un nombre, es de tres. Proyecto nacido en 2014 por Monica Moussali, integrando en 2016 a Rebeca Haboba y Arlete Haboba; trío que ha compuesto un lenguaje en búsqueda de lo personal, del juego entre el espacio, la emoción a partir de experiencias, recuerdos y memoria mediante lo material.
 

Sus viajes y personalidades pintorescas ofrecen un argot que permite crear atmósferas dentro de los espacios, concibiendo narrativas que mezclan la exploración y visión reinterpretando la realidad, siendo el sueño solo un paraje más antes de la manifestación material que perpetúan a partir de sus habilidades personales.
 

Descubriendo y redescubriendo buscan legar en el cosmos ensamblando el juego de lo que puede componer la obra: la pared, la luz, el hábitat, incluso el sonido de lo que rodeará la intervención, siendo el detalle aquello reinventa entre lo moderno y la atmósfera que puede componer el optimismo hacia la realidad como un ambiente capaz de comunicarse sin la palabra a partir de la contemplación.
 

Cada una de sus exhibiciones busca formar parte de las series que han dividido en tres: Abstractos, Ensamblados y Geométricos.

 

Cada colección es un discurso manifestado en los juegos entre formas y diálogos entre cada miembro del equipo, recordándonos la obra no es pieza de una sola persona, sino del conglomerado de mundos que se juntan para crear otras posibilidades nacidas a partir del destino que decidió unir a cada elemento para engendrar gracias a la imaginación.

“Tener buen gusto es tener buen arte, pero tener un mejor gusto es tener aún más a mejores personas dentro de la creación”, siendo este proyecto un constante crecimiento y cultivo que busca derribar la creación egoísta y enardeciendo cada una de las pasiones ocultas en los sentidos.

Con el proceso creativo del equipo se ejecuta el nuevo aire que anuncia el cambio y la motivación para impulsar el rompecabezas de la intuición que guía hacia cada símbolo que compondrá el lenguaje de las obras.

Con apenas 7 años, el joven proyecto se encamina a consolidar su paso dentro del circuito de diseño para experimentar aún más dentro del arte hasta fusionar ambas disciplinas como un acto que busca explorar en lo subliminal y oculto.

Cada proyecto deja su marca, su libertad soñadora y creativa en una rara y única pieza que busca enfocarse en la belleza, en el slow life de la contemplación eterna. En unos años nos atreveremos a mirar atrás para poder recordar las primeras piezas creadas en los años tempranos para admirar la sencillez de lo extraordinario que ha buscado mezclar obsesiones y tecnología en un mundo lleno de nuevos inventos.

2014: El año de emociones y conexiones que partieron para satisfacer la búsqueda sin clasificación ni preferencia, enfocado en la personalidad y el gusto siendo en principio un souvenir del tiempo para transformarse en exploración individual con el entorno.

“Para siempre se compone del ahora” diría E. Dickinson y el ahora se compone de eternidad para Moussali.

 
IMG_5823.PNG