Geométricos

¿Qué es el ojo del artista sin espectador? Solo materia y juegos esperando a ser descubiertos.

Acompañadas las piezas de una conciencia científica casi obsesiva sobre la geometría y expresión, las artistas juegan intencionalmente con el ojo y su escultura reticular para promover efectos que crean el movimiento, que invaden el espacio para detenerlo.

La teoría del color y el juego del movimiento revelan la abstracción geométrica a la utopía social mezclando el pensamiento tradicional del diseño con la innovación tecnológica, siendo un clímax y la serie más consolidada. El arte puede sentirse y observarse, la transformación corresponde a la inspiración reapropiada de los artistas que hablan —a través de la obra— con ellas siendo una propuesta interdisciplinaria armonizada entre el trato humano y lo empresarial.

La tradición dentro de la exploración de corrientes geométricas —que no por ello son menos abstractas— nos hablan de una ejecución con amplios conocimientos en historia del arte conjugado con un desarrollado lenguaje propio. Desde lo primitivo hasta lo cósmico contemporáneo, encontramos un recorrido estilístico marcado por el vaivén orgánico- figurativo y geométrico-abstracto.

Esta serie apremia la proyección esteta de la alta cultura, dejando de lado la proyección sentimental de lo orgánico-figurativo-realista, siendo la cumbre del romanticismo matemático trazado y admirado entre sus líneas, rectas, curvas y estrellas que abren camino a la reflexión de las leyes del universo hacia lo interno de la naturaleza más intrínseca naciente del ojo al buscar figuras dentro del abstracto, siendo así un referente de Monica Moussali y su actitud ante el arte-geometría-diseño marcando la base para integrar la sensibilidad plástica en el mundo.

IMG_5823.PNG